fbpx skip to Main Content
2.Coche

Viaje a los Alpes desde España, ¿en coche o en avión?

Cada vez llega la nieve a las cordilleras españolas más tarde. Ya es difícil la mayoría de las estaciones del país estén abiertas y con la mayoría de su dominio esquiable en el puente de diciembre como hace unas décadas.

Esta situación hace que muchos esquiadores se planteen viajar a los Alpes para disfrutar de la nieve en fechas tempranas y para aprovechar el tamaño de las estaciones en esa zona.

Pero dada la distancia a los Alpes, a la hora de preparar el viaje, surge la primera duda para el desplazamiento, ¿en coche o en avión?. Y cómo casi todo en la vida, cada opción tiene sus ventajas e inconvenientes.

 

El viaje en avión.

Indudablemente, el avión permite el desplazamiento de largas distancias en un tiempo más reducido. Pero hay que tener en cuenta que el avión no nos va a dejar en la misma estación.

Viajar en avión supone depender de una hora de salida, programar y adquirir un billete limitado a su disponibilidad con suficiente antelación, estar un rato antes en el aeropuerto, y tras el viaje, por supuesto mucho más corto, lo habitual es tener que hacer otro desplazamiento para llegar desde el aeropuerto de destino hasta la estación. Esto suele suponer otro viaje en taxi, autobús, tren o coche de alquiler que en muchos casos se extiende a varias horas.

Aun así, el tiempo total del trayecto, será más corto que en coche y, al no tener que conducir, se podrá aprovechar ese tiempo para hacer otras actividades.

A nivel de precio, para un desplazamiento individual o en pareja, según el destino, puede que se consiga un precio más económico que el que supone viajar en coche, aunque viajando en familia o en grupo, lo más normal es que el desplazamiento en coche sea más barato.

 

El viaje en coche.

Viajar en coche te da mayor independencia y te permite salir a la hora que te interese. Puedes cargar el material directamente en el coche sin llevarlo a cuestas en transporte público o privado hasta el aeropuerto y desde el aeropuerto hasta la estación. Puedes hacer las paradas que consideres incluyendo, además del descanso, visitas turísticas que añadan al desplazamiento una motivación adicional.

Eso sí, si se elige esta opción hay que tener en cuenta que la duración se va a extender durante bastantes horas y que al precio de la gasolina habrá que sumarle peajes y gastos en las paradas intermedias.

Aún así, muchos esquiadores actualmente conducen por Europa continental en busca de nieve.

 

¿Y si eliges viajar en coche?

Para quienes que no lo han hecho anteriormente, el viaje podría parecerles lleno de peligros, especialmente si tienes niños a bordo. Sin embargo, conducir tú mismo a los Alpes en realidad es mucho más fácil de lo que crees. En este artículo, junto a 2×3, traemos algunas recomendaciones para disfrutar de la temporada de esquí en familia o en grupo y que el viaje sea lo más fácil y seguro posible.

 

Disfruta de la flexibilidad

Viajar en coche te da mucha flexibilidad. Tú eliges la hora de salir y las paradas que vas a hacer. Y aunque, de primeras, un viaje hasta Los Alpes puede parecer una paliza, si te lo montas bien puedes convertirlo en una auténtica aventura y disfrutarlo desde el principio.

A la hora de programar tu viaje debes elegir cuándo salir, puedes hacerlo según acaben las jornadas laborales y los colegios, o por la noche para evitar tráfico y que los niños vayan durmiendo las primeras horas, o al día siguiente temprano para aprovechar el día y combinar con paradas de interés, ya sea en lugares turísticos y culturales o en lugares para disfrutar de la naturaleza.

También debes programar tus paradas, elegir los lugares en los que quieres parar para descansar o para visitar. Sea cual sea el origen en España, tienes muchos lugares de interés de camino a Los Alpes.

Por ultimo, programa también la llegada a tu alojamiento, especialmente si viajas en una fecha de temporada alta, si llegas temprano siempre puedes aprovechar para desayunar o comer en algún lugar cercano, incluso para recoger tu equipo, si vas a alquilar. La mayoría de los alojamientos pueden anotar tu número de teléfono móvil y enviar un mensaje de texto cuando tu habitación o apartamento esté listo, lo cual puede ser antes de la hora de ingreso estipulada. Por otra parte, tampoco hay problema si llegas tarde, siempre que te asegures de que tienes esa opción.

 

Entretenimiento dentro del coche 

Puedes escuchar música, conversar, leer o ver películas. Esto es particularmente interesante si viajas con hijos, que seguramente estarán entretenidos por muchas horas viendo películas y videos que les gusten.

Lleva algunas actividades divertidas para que tus niños puedan disfrutar en el camino. Los reproductores de DVD portátiles tienen un valor importante, así como otros dispositivos; podrías pensar que hay un tiempo y un lugar para ellos y este podría ser ese momento. Asegúrate de que tengan la carga completa antes de salir y que las películas estén descargadas, ya que quizás no puedas descargar más una vez que estés en otro país; también lleva los cargadores para que puedas usarlos en tu apartamento cuando llegues al centro de esquí.

 

Precauciones

Al volante, precaución, señor conductor. Lo primero es conducir en buenas condiciones físicas, y si tienes opción de turnarse para conducir, es la opción más segura y descansada que, además, te permitirá reducir tiempo de descansos y avanzar más rápidamente si es lo que prefieres.

Asegúrate de que el vehículo esté en perfectas condiciones para el viaje. Revisa los niveles de aceite, líquido de frenos, liquido para el limpiaparabrisas, etc. Comprueba el correcto estado de las luces, la calefacción y el estado de las ruedas. No olvides las cadenas por si te encuentras nieve en la calzada durante el viaje o cerca de la estación.

 

Una vez en marcha, controla la velocidad, en Francia el límite de velocidad en autopista es de 130 km/h en condiciones normales y 110 km/h cuando llueve; y en las vías rápidas los límites son de 110 km/h habitualmente y 90 km/h con lluvia. Los conductores que exceden los límites de velocidad y son captados por las cámaras en Francia, y en otros países de la UE, recibirán las multas en su domicilio. También podrías recibir una multa por no tener en el coche el triángulo de seguridad, bombillas de repuesto y todos los requisitos obligatorios de seguridad, así que es importante verificar que tienes todo lo necesario antes de partir.

 

Y una vez en el destino

 Sólo te queda disfrutar de la nieve y de tu deporte favorito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top