skip to Main Content
Casco En La Nieve

USO DEL CASCO EN LA NIEVE

Pese a no ser todavía obligatorio el uso del casco en las estaciones de esquí españolas, cada vez es más la gente que lo emplea. La seguridad ante posibles accidentes y la estética son sus principales argumentos a favor, aunque también hay quienes todavía son reacios a su uso.

Uso recomendable del casco en la nieve

Uso recomendable del casco en la nieve

La seguridad en pistas es esencial y un elemento clave para evitar lesiones es el casco. Su uso, de momento, no es obligatorio en las estaciones de esquí españolas (no como Italia y Austria por ejemplo), aunque si recomiendan su uso. Desde hace un tiempo son inflexibles con el uso del casco en niños menores de 12 años y hacen caso a la advertencia de ATUDEM (Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña) sobre la “obligatoriedad del uso del casco para niños y aconsejable para adultos por los riesgos de poder sufrir traumatismos irreversibles”.

El casco puede ser fundamental a la hora de minimizar una lesión. Para empezar hay que recordar que es un deporte que se practica al aire libre y en un medio como la montaña y tiene riesgos. Además hay que sumar la masificación que podemos encontrar en algunas pistas repletas de esquiadores y snowboarders de distinto nivel y con diferentes métodos de frenado. Un impacto a velocidad puede dar con nuestra cabeza o la del otro en la nieve, el hielo, una piedra, un árbol… En estas situaciones es cuando el uso del casco se revela de suma importancia.

Un estudio publicado en diciembre de 2012 de la revista British Journal of Sports Medicine revela que hasta una quinta parte de las lesiones en el esquí se produce en la cabeza y que los cascos protegen del 60 por ciento de las mismas. En este estudio se habla también de la diferencia del casco ideal para esquiadores y snowboarders y aborda la necesidad de que los cascos sean de la talla adecuada y de los mejores materiales, ya que si no pueden ser hasta peores las consecuencias en un accidente.

Hace apenas 20 años tan sólo unos pocos precavidos se colocaban un casco para practicar un deporte en la nieve. A día de hoy esto ha cambiado sustancialmente y podemos ver cifras, según la estación, que se mueven entre el 40 y el 70% del uso del casco en sus instalaciones. La conciencia de la gente con la seguridad ha hecho disparar su uso en nuestro país y en todo el mundo.

A la hora de elegir un casco hay diferentes factores pero lo fundamental es que nos ajuste realmente bien a la cabeza, sin que apriete ni nos vaya incómodo. No es bueno que el casco se mueva y podría ser contraproducente en caso de accidente. Luego ya viene elegir si lo queremos integral (completamente cerrado) o freeride (más aireación y orejeras desmontables), que nos pegue o no con el conjunto, si pesa más o menos, si me gasto 50 o 200 euros… el abanico es muy amplio pero recomendamos probar bien en tiendas especializadas antes de decidirnos.
Desde SKIBACK insistimos en usar el sentido común y la responsabilidad para evitar accidentes independientemente de si decides usar casco o no. Y no olvides visitar nuestra tienda para hacerte con el mejor sistema para el transporte de tu material en la nieve.

Un saludo y nos vemos la semana que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top